Compartir

Importancia del Inbound Marketing en los servicios públicos

Publicado el

Día a día en las redes sociales -particularmente en Twitter- somos testigos de la desconfianza de la ciudadanía relacionada con los servicios que las instituciones públicas proporcionan. En medio de la pandemia la entrega de bonos y ayudas estatales, sin duda fueron los temas que más críticas tuvieron en el último año y todo apuntó a la falta de campañas de marketing que tuvieran más información en la materia.

 

 

La recesión económica y el rebrote del COVID-19, evidentemente ha mermado la credibilidad en las administraciones de gobierno. Hoy, la popularidad de las autoridades políticas se encuentra en niveles bajísimos y cuestionados, ya que son percibidas como inoperantes, poco fiables y lejanos de los reales problemas que aquejan a la gente común.

 

 

¿Por qué sucede esto? Lamentablemente, uno de los problemas más recurrentes es que nuestras instituciones son incapaces de conectarse con la ciudadanía. En otras palabras, no saben informar de una manera útil, transparente y hacerlo en el momento más oportuno.

Pero, no todo es tan negativo, ya que para revertir esta situación surge el Inbound Marketing para administraciones públicas. Esta metodología está basada en la atracción, convencimiento y deleite del ciudadano, quienes finalmente son el público objetivo de los servicios que entrega el gobierno.

Como hemos manifestado anteriormente, esta estrategia publicitaria nace para potenciar la satisfacción y el amor hacia una nueva marca a través de un contenido de valor que optimiza la experiencia de los clientes, adaptándose a sus necesidades y formas de ver el mundo.

Sabemos que la satisfacción del cliente es una de las métricas más importantes, porque permite conocer la probabilidad de que un consumidor vuelva a realizar una compra en el futuro. En ese sentido, nuestra recomendación es que las instituciones públicas utilicen el Inbound Marketing por las siguientes razones:

 

 

1) Disminuye el costo de las campañas

 

 

Una estrategia de marketing digital debidamente pensada y con un público definido, permitirá reducir los costos mediante una focalización de las acciones hacia un propósito determinado. De esta forma, una campaña bien ejecutada se convierte en una herramienta muy conveniente para optimizar los recursos públicos y mejorar la efectividad de los servicios que se prestan a los ciudadanos.

Pese a que el retorno de la inversión es complicado de calcular, entenderlo como un gasto es no conocer sus principios. El afamado economista estadounidense y padre del marketing moderno, Philip Kotler, señala que estas campañas “es la mejor forma para conseguir la rentabilidad social, es decir, la mejora del nivel de satisfacción del usuario”.

Partiendo de la base de que las organizaciones públicas deben tener al ciudadano como referente para organizar sus servicios, resulta obvio que conocerlo y segmentar sus acciones de marketing le permitirán alcanzar una mayor eficiencia.

 

2) Obtiene una información pública de calidad

 

 

Uno de los grandes problemas de las administraciones públicas es que, pese a que generan mucha información, el mensaje no llega a todos o simplemente lo hace en un formato poco atractivo que termina diluyéndose en las redes sociales.

¡El desafío es reinventarse y buscar alternativas!

Actualmente casi el 70% de los hogares chilenos utiliza Internet para interactuar con sus contactos, realizar compras y/o buscar información sobre temas que sean de su interés. Por alguna razón, el sector público aún no ha conseguido sacar el máximo provecho a las distintas plataformas que hoy existen en la web.

Por lo anterior, será clave contar con una estrategia de marketing de atracción y de contenidos, posibilitando que sean los propios usuarios los que encuentren la información que buscaban y que éste sea de gran utilidad para ellos. ¡Ahora que llegaron las vacunas a nuestro país, es el momento para potenciar la cercanía con los ciudadanos!.

 

¿Estás interesado en conocer más? . Puedes seguir leyendo nuestros artículos

 

 

 

3) Fortalece la comunicación con los ciudadanos

 

Históricamente la comunicación entre la ciudadanía y las autoridades ha sido unidireccional, no existiendo ningún tipo de retroalimentación. Basta con echar un ojo a las estrategias tradicionales de comunicación política, para comprobar que la sociedad y las instituciones suelen caminar por caminos separados.

Erróneamente los asuntos públicos se siguen tratando con este tipo de mensajes, algo que finalmente termina por distanciar a las personas aún más de los poderes del Estado. El Inbound Marketing persigue justamente lo contrario, puesto que busca conversar con los ciudadanos, conocer sus inquietudes y proveer de
contenido relevante que permita solucionar sus problemas. Por ende, si mejoran los servicios y la imagen de las instituciones públicas será más fácil que por ejemplo el transporte público tenga mayor aprobación, los
colegios estatales no se queden sin plazas sin cubrir, los eventos tengan mayor acogida, entre otras cosas.

 

4) En definitiva, mejora la imagen de la administración pública

 

 

Si aplicas un contenido atractivo, se escucha y se da soluciones a los problemas de la ciudadanía, la consecuencia lógica es que se mejorará la imagen que tenemos de la administración pública. Todos volverán a creer más en las
instituciones y una estrategia de inbound en política, sin duda, ayudará a crear y cultivar buenas relaciones mediante contactos no invasivos.

Apostar por una estrategia de marketing de contenidos en las administraciones públicas es una gran oportunidad que se debería aprovechar. Ayudará a darle mayor cercanía a las autoridades, mejorará la reputación e imagen de los organismos, facilitará y fomentará la participación, colaboración, feedback y favorecerá la transparencia.

 

¡Infórmate de estos beneficios!

Compartir

Si quieres recibir más información déjanos tus datos